Misión Rescate, busca enaltecer la cualidad básica del avance científico y tecnológico

February 13, 2016

 

Misión rescate (The Martian, 2015), el más reciente filme de Ridley Scott, es una propuesta mucho más cercana a la ciencia ficción clásica de las novelas de Julio Verne, donde el hombre hace uso de la ciencia aplicada para adaptarse a las condiciones de un entorno desconocido y hostil.

 

El sentido del humor y la apasionante perseverancia del astronauta, así como el ingenio y vasto conocimiento del científico, conforman el motor principal de esta historia de sobrevivencia que exalta la labor científica como método para resolver problemas. Scott vuelve a colaborar con el cinefotógrafo polaco, Dariusz Wolski (Prometheus, 2012; Exodus: Gods and Kings, 2014) y el diseñador de producción, Arthur Max (Gladiator, 2000; The Counselor, 2013), para configurar el atractivo escenario de un mundo distante llamado Marte. La paleta de tonos cálidos, principalmente el color naranja rojizo, hace que los valles desérticos de Wadi Rum, en Jordania, adquieran una apariencia visual muy fiel a la captada por las exploraciones espaciales de la superficie del planeta rojo.

El apasionante rigor realista que depositan Weir (en su novela) y Scott (en su filme) en el desenvolvimiento de la trama provoca que su mirada hacia Marte revele una profunda necesidad del hombre no sólo por expandir sus dominios, sino por comprender los orígenes de la vida. La posibilidad de emprender un viaje a este planeta da pie a una serie de cuestionamientos planteados a lo largo de la historia: ¿Es posible la vida en otros planetas? ¿Cuál es el futuro de la Tierra? ¿Podría haber una migración a otro planeta para salvar a la humanidad? Pero, claro, Scott sabe y recalca que la única vía para que lo anterior sea posible es la ciencia, la tecnología y el trabajo en equipo.

 

Please reload

Featured Posts

¿Sabías que...?

January 11, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

August 17, 2020

Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags