CINE / TEATRO

EMPERADOR CALTZONTZIN

 

La Sala: En esta sede, nuestra sala de proyección cinematográfica cuenta con 474 butacas, Proyector DCP en 2K, pantalla de 9x4.8 metros, Sonido Dolby Surround 7.1 y 35mm doble vertical para material de archivo. Se ofrecen palomitas, café, dulces y refrescos durante las funciones.

 

Una historia de amor y admiración por Pátzcuaro

 

Como proyecto complementario a su misión central de promover el cine mexicano, el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) ha fomentado y supervisado tres etapas de restauración del Teatro Emperador Caltzontzin desde el 2010 y desde el 2005 ha proyectado películas en él como sede extensión del FICM con asistencia masiva. En 2014 el FICM redobló su esfuerzo y su apoyo al restablecimiento de este histórico recinto al recaudar fondos para apoyar la programación y operación del teatro como cine cultural comunitario durante todo el año.  A partir del 20 de febrero de 2014 y hasta la fecha el cine ha beneficiado un promedio de más de 1000 espectadores por semana.  A partir del 29 de junio el FICM empieza a proyectar en DCP con un nuevo proyector Barco adquirido para este proyecto, lo cual permite programar títulos en cartelera nacional en Pátzcuaro por primera vez en más de 30 años. 

 

Antecedentes del teatro

 

Aunque el Teatro Emperador Caltzontzin se haya construido en la primera mitad del siglo XX, la historia de sus orígenes está íntimamente ligada a dos importantes instituciones coloniales: el convento de la orden de San Agustín, construido en la primera mitad del siglo XVII, y el Hospital Civil Dr. Gabriel García (originalmente llamado el Hospital de Indios), fundado en 1672 por la orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

 

El Teatro Emperador Caltzontzin se construyó en terrenos pertenecientes al antiguo ex convento de la orden de los agustinos, que se edificó bajo el mandato del Prior Fray Francisco de Villafuerte en el siglo XVII (Fuente: Roberto Jaramillo Escutia, Los agustinos de Michoacán 1602-1652: la difícil afirmación de una provincia, México, 1991). El convento fue confiscado por el gobierno federal junto con todos los bienes eclesiásticos en 1832 como consecuencia de la aplicación de las Leyes de Reforma. En 1882 el Gobierno de Michoacán cedió el ex convento al Ayuntamiento de Pátzcuaro para que ahí estableciera la casa municipal, pero la obra no se llevo a cabo. Posteriormente se dividió el ex convento fraccionándose en 5 partes que fueron vendidas, como propiedad municipal solo quedaron el templo y un terreno anexo donde más tarde se levantaría el teatro.

 

En 1936 el General Lázaro Cárdenas del Río, presidente en turno de México,  dio la orden para la construcción de un “teatro de la ciudad” para Pátzcuaro. Para la consecución de este proyecto, el General Cárdenas concedió al ayuntamiento el predio que quedaba del antiguo ex convento de la orden de San Agustín, aunque se reservó al gobierno federal el derecho de propiedad. La obra del teatro quedó a cargo del arquitecto Alberto le Due y del ingeniero H. Gómez, y fue inaugurado el 1 de enero de 1938.

 

La sala del Teatro cuenta con importantes murales en el estilo de los muralistas posrevolucionarios, con tema de las culturas prehispánicas y las artesanías de la región. Durante la vida del presidente Cárdenas fueron exhibidas muchas de las películas más importantes de la época de oro del cine mexicano.

 

En el año de 1939 el Teatro fue arrendado por el gobierno federal a un patronato para el mantenimiento del Hospital Civil de la ciudad. El arrendamiento seria por 25 años pero el patronato desistió de él en 1960. En 1961 el entonces Presidente de México Adolfo López Mateos decide renovar el arrendamiento al patronato que lo administraba. Actualmente el recinto depende del ayuntamiento de la ciudad.

 

En el 2001, durante las gestiones como presidente municipal del Ing. Antonio García, el Teatro Emperador Caltzontzin fue rehabilitado por el arquitecto Antonio de Jesús Alba Vázquez. Una de las últimas obras de mantenimiento a gran escala que se realizaron en el teatro fue la restauración de la iluminación a principios de 2010, gracias al Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, programa del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a cargo de la Dirección General de Vinculación Cultural.

 

Actualmente el Teatro Emperador Caltzontzin cuenta con una sala de funciones de mediano tamaño y está dispuesta en forma cuadrangular; tiene una capacidad para 476 personas sentadas. El escenario, que es de tipo italiano y con piso de madera, ostenta un gran arco que le sirve de marco.

 

A partir del primero de Octubre del 2010, se realizaron mejoras en tres etapas en aspectos acústicos, de iluminación, con nuevas butacas, cabina de proyección, pantalla automatizada de cine, dulcería con palomera, baños y una tienda de libros EDUCAL. En la sala se instalaron puertas que aíslan el entorno sonoro de una zona de esa ciudad con alta afluencia vehicular y se adquirió un proyector para películas de 35mm. En junio de 2014 se instaló un proyector digital de marca Barco 10Sx, con capacidad de proyectar películas DCP en alta definición, así como un sistema de sonido surround Dolby 7.1.  Se considera, sin duda, el cine-teatro histórico más importante hoy en día en el estado de Michoacán y uno de los más importantes a nivel nacional.

Cine / Teatro Emperador Caltzontzin