El que se divierte no se enferma.



La cinta ofrece al espectador numerosas imágenes y conceptos memorables. Entre las primeras, destaca el entrañable momento en el que un niño wixárika mira y toca por primera vez el mar. Entre los segundos, una sencilla pero contundente frase de Santos de la Torre que haríamos bien en tomar como indeclinable línea de conducta vital: El que se divierte no se enferma.

Featured Posts
Recent Posts
Follow Us
Search By Tags
Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Cine / Teatro Emperador Caltzontzin