Si necesitas adrenalina y pasión, “Creed II: Defendiendo el legado” es la película ideal.


Hablar de “Rocky” como película y producto cultural es hablar de Estados Unidos, de las calles de Filadelfia, los suburbios, las luchas y el sentido de ser americano. En la famosa “Rocky IV” (1985), tuvimos el desenlace épico entre Ivan Drago y Rocky Balboa, quien defendía el honor de su fallecido ex contrincante y ahora amigo Apollo Creed, asesinado duramente por Drago en la pelea inicial de esa película.

En “Creed II”, nos enfrentamos a los conflictos de Adonis Creed, ahora convertido en el campeón de peso completo, quien es desafiado por Viktor Drago, hijo del asesino de su padre Apollo. El conflicto entre Adonis y Viktor recuerda la épica pelea dada en 1985. Un combate brutal, y una lucha sin cuartel para demostrar tanto la capacidad de lucha de Adonis como defender el legado e historia del apellido “Creed”, mientras que Viktor quiere limpiar la honra de su padre, abandonado por todos luego de su derrota en la ya desaparecida Unión Soviética.

Lo anterior se suma a los problemas familiares de Adonis, ahora como padre de familia y también con su tío y amigo Rocky. El tiempo ha pasado, las heridas se hacen más grandes, y crecer es un proceso doloroso. La vida misma, desde el punto de los boxeadores, es narrada en esta épica de dos horas. En los roles de Adonis Creed participa Michael. B. Jordan (Black Panthe